Notas de prensa

Altadis cesa su actividad en Palazuelo

1 Junio 2011

 

Altadis anuncia hoy el cese de actividad de su centro de transformación de tabaco negro ubicado en Palazuelo (Extremadura). Está previsto que la planta, con una plantilla actual de 23 trabajadores, concluya su producción en diciembre de este año.

Altadis planteará de manera inmediata la negociación con la representación sindical en el marco de una extensión del expediente de regulación de empleo aprobado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en marzo del año 2009, al tratarse de causas muy similares a las que lo motivaron y estar contemplada esta posibilidad en el acuerdo, a pesar de que no se reúnen todas las condiciones de un despido colectivo.

Por tanto, considerando que el principal objetivo será el mantenimiento del empleo, se facilitará a los trabajadores afectados el traslado a otras fábricas de Altadis en España, sin descartar tampoco un programa de prejubilaciones y/o de bajas incentivadas.

Como es de sobra conocido, nuestra Compañía siempre ha utilizado la vía del diálogo con los representantes de los trabajadores, lo que ha permitido aplicar distintas iniciativas de ayudas sociales que han contribuido a reducir el impacto de los distintos procesos restructuración acometidos en el pasado.

La decisión del cese de actividad de Palazuelo se adopta en el contexto de un mercado de tabaco que viene soportando una creciente y fuerte presión fiscal y regulatoria en España. A ello se suma el acusado descenso del segmento de tabaco negro que viene experimentando el mercado año tras año. Actualmente, sólo el 9% de los cigarrillos que se venden en nuestro país corresponden a tabaco negro, mientras que cuando se inauguró la línea de producción de Palazuelo en 1991, la demanda de tabaco negro representaba el 41% del mercado. Las ventas de cigarrillos negros en España han sufrido un descenso medio de casi el 17% en el período 2007/2011, caída que se ha acentuado durante los cuatro primeros meses de este año al situarse en el 26,5% y cuya tendencia descendente se mantendrá los próximos años. Sólo el 2% de los consumidores españoles fuma cigarrillos negros.

A todas estas circunstancias, se añade también el hecho de que la evolución en los sistemas de producción y la concentración del primer paso del proceso en los países de origen, hacen que la actividad de batido de tabaco sea cada vez más innecesaria para Altadis realizarla internamente. La tendencia consolidada de todas las compañías tabaqueras es comprar el tabaco batido en los países de origen.


Volver al índice de noticias